I.E.H. INSTITUTO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS DE ALMIRANTE BROWN
https://www.facebook.com/institutodeestudioshistoricosdealmirantebrown

SOCIEDAD IBEROAMERICANA DE VIOLENTOLOGIA





sábado, 23 de julio de 2011

MISIONES Y ES UN CASO DE ANÁLISIS PARA REVISTAS DE ARQUITECTURA Un santafesino construyó una casa con botellas de plástico y tetra pak


Publicado el 23 de Julio de 2011

Tiene cinco metros cuadrados y es una atracción para turistas y especialistas del sector. Utilizó más de 1000 envases en las paredes y otro tanto de cartones en los techos y aberturas. Hay otras que se usan como vivienda.

Alfredo Alberto Santa Cruz tenía dos problemas: los vecinos (y otros que vivían más lejos) tiraban demasiada basura en el bañado que corre por la esquina de su casa, un barrio que –ironías de la vida– se llama Las Orquídeas. Por otra parte, los créditos blandos para emprendimientos turísticos que se otorgaron durante el menemismo dejaron estructuras que quisieron ser lujosos hoteles pero devinieron en albergues de la desocupación. En ese contexto, en el barrio que queda justo en la curva de la Ruta 101 que lleva a Cataratas estalló la crisis habitacional y la inseguridad. Pero el santafesino de 58 años haría honor al apellido y junto con otros entusiastas comenzaron a limpiar el bañado y a recolectar botellas de plástico. En la actualidad, el barrio también es conocido por la casa ecológica de botellas, un espacio de unos 5 metros cuadrados, paredes hechas con 1200 botellas de plástico, un techo con más de 1300 cartones de tetra pak y puertas y ventanas con más de 140 unidades del mismo material. Además, los muebles también fueron creados con la misma técnica de ensamble, de la que Alfredo es creador.
Por dentro, la primera buena impresión la aporta la luz bicolor filtrada por las paredes. “La botella es tan aislante como el ladrillo hueco, está comprobado, y las paredes se pueden revocar sin problemas como cualquier otro material”, asegura Alfredo. Es electricista pero se define como “un científico loco” porque la profesión no la ejerce hace 20 años y afirma que también inventó el primer calefactor solar. Ya pasó por más de 14 provincias dando charlas en escuelas y talleres “para hacer un efecto multiplicador”. En cada lugar deja una casa armada. El proyecto fue declarado de interés municipal en varios municipios de todo el país. También mostraron un interés escrito las diferentes gestiones provinciales y nacionales pero, hasta ahora, Alfredo asegura que “nadie se acercó; pero no me importa porque igual somos una solución ecológica y trazamos soluciones sociales para la gente humilde”.
“Los materiales que por lo general usa la gente humilde –reflexiona quien también es padre de ocho hijos– son los que recolecta de la ciudad y cuando se prende fuego un rancho la velocidad con la que se propaga la llama genera que en pocos minutos muchas familias pierdan todo. Es el Estado quien tiene que volver a ayudarlos y se genera un círculo vicioso. La casa de botella no se incendia porque cuando se aproxima al fuego, la botella se achicharra, se comprime. Además, se la puede llenar con arena o agua antes de levantar la pared y si la ataca el fuego, eso ayudaría a apagarlo.”
La casa de plástico ya fue noticia en numerosas publicaciones gráficas europeas, que el hombre exhibe orgulloso, y cientos de arquitectos e ingenieros se acercaron a conocerla. “Algunos, de paso, visitaron las Cataratas”, se ufana. La estructura se muestra sólida por dentro y por fuera y, según el autor, “también la pusimos a tela de juicio con gente que vive en lugares de movimiento sísmico y consideraron que el revoque se puede rajar y caer, junto con la casa, pero concluyeron en que no va a matar a nadie porque la pared no tiene el peso suficiente para hacer daño. Eso también la califica para zona de huracanes y maremotos.”
Por mucho que se le pregunta asegura que la técnica de encastre es el secreto de la solidez, pero cuando el que habla es su corazón, éste lo deschava: “Mi mujer Rosana es el verdadero sostén de todo esto porque aguanta a un loco que se le ocurre hacer cosas con basura.” <